Apoyo psicológico en tratamientos de Reproducción Asistida

Con experiencia personal propia y con formación específica en este ámbito, te ofrezco acompañamiento o terapia durante este proceso largo, doloroso y arduo, en muchas ocasiones. Tanto si estás en este camino sola como en pareja. 

Es un camino en el que puedes sentir mucha frustración, depresión, ansiedad y desolación. También hay momentos de euforia cuando parece que los tratamientos funcionan y después, tras otro fracaso, otra dura desilusión. Es un dolor acumulativo, se va sumando al anterior.

La reproducción asistida implica, en la mayoría de los casos, la administración de tratamientos hormonales para la estimulación ovárica, para preparar la transferencia embrionaria, para mejorar la implantación en mujeres con problemas uterinos, etc. Estos tratamientos también nos provocan efectos físicos y psicológicos con los que tenemos que lidiar, es como una montaña rusa de emociones.

Todos pasamos por situaciones muy parecidas en estos procesos aunque podemos tener síntomas diferentes o manifestarse algún trastorno más agudo como estrés, ansiedad, depresión, cambios en la vida sexual, etc.

La relación que tengamos con nuestro equipo médico también es un factor importante para avanzar en el tratamiento, la confianza es la clave para seguir adelante, muchas veces. 

Sobretodo si está siendo un periodo largo de tiempo, es habitual que te hagas preguntas del tipo:

¿Qué hago mal? ¿Por qué me pasa esto a mí? ¿Cómo sé si éste es mi camino? ¿Cuándo es el momento de parar? ¿No sé qué más hacer? ¿Tengo fuerzas para seguir? ¿Será que no sirvo? 

Las áreas que pueden verse afectadas son:

  • EL ESTADO DE ÁNIMO: irritación, culpabilidad, falta de placer, frustración, ansiedad, depresión ...
  • PROBLEMAS DE SUEÑO, DE APETITO, DOLORES MUSCULARES (mayoritariamente de espalda), somatizaciones por el estrés sostenido, cansancio generalizado ...
  • LA RELACIÓN DE PAREJA: más discusiones, las relaciones sexuales disminuyen o desaparecen, se habla frecuentemente de la infertilidad, problemas de comunicación, menos capacidad para tomar decisiones, ...
  • LAS RELACIONES SOCIALES: se sale menos, se evitan a los amigos y familiares con hijos, falta de disfrute, ...

Puede que tengas ansiedad y que todo gire alrededor de la idea de ser padre/madre, que pierdas la ilusión, que te estés sintiendo solo/a o que sientas que tu pareja no te entiende, que estés discutiendo todo el día, que estés muy triste, ...

Además en el camino hay duelos y dolor; las betas negativas, transferencias embrionarias que no nos llevan a la gestación, embarazos que no llegan a término, pérdidas de bebés a punto de nacer o recién nacidos, ...  

La infertilidad y el diagnóstico puede provocar un shock emocional hasta que nos adaptamos y afrontamos la situación. Por ejemplo, cada vez más tratamientos utilizan óvulos o semen de donantes (por la baja reserva ovárica, por enfermedades crónicas, baja calidad del esperma, etc) , este tratamiento también puede ser impactante para muchas parejas que se plantean muchas preguntas ante esta propuesta del equipo médico. 


El acompañamiento o la terapia te sirve para afrontar este camino con más confianza y seguridad, ayuda a sobrellevarlo y mejora la sintomatología física. Tanto individual como en pareja.

Los objetivos suelen ser: 

  • mejorar la autoestima personal
  • identificar las estrategias de afrontamiento
  • potenciar los recursos propios 
  • identificar pensamientos negativos y creencias que nos aumentan el sufrimiento
  • preparar los momentos más duros del proceso
  • tratar el duelo y la pérdida
  • mejorar la toma de decisiones
  • usar el control mental y  las técnicas de relajación

Comparte lo que te está pasando o pide información por email si lo prefieres,

Si tienes cualquier duda o consulta... ¡Llama sin compromiso!